placebo

Se piensa que es un término inventado por los mexicanos, pero actualmente es conocido en varias partes del mundo, ya que expresa elementos culturales que se tienen en común entre una sociedad y otra.

En México, sigue siendo un referente de la identidad masculina, lo que “hacen” y “dicen” para ser hombres. El machismo “justifica” socialmente sus acciones, en particular contra las mujeres y las menores de edad.

Según Mathew Gutmann, “los estereotipos sobre el machismo constituyen los ingredientes críticos en el capital simbólico empleado por los mexicanos comunes y corrientes, es considerado como una parte constitutiva de México”.

Ejemplos de conductas machistas:

  • Se alejan del cuidado de los hijos e hijas.
  • No se involucran en las labores del hogar, excepto para dictar normas y ejercer castigos.
  • Tiene una sexualidad activa, lo cual puede justificar que tengan más de una esposa o relación.
  • No expresan sus emociones y sentimientos.
  • Los hombres, también, para demostrar su machismo en ciertas frases como las siguientes:
  • Eres muy divertida e inteligente para ser una chica
  • Eres la mujer de la casa
  • ¿Te vas a poner eso? (con respecto a la ropa que usan las mujeres)
  • ¿Dónde estás?, ¿a dónde vas?
  • El color rosa es para niñas
  • No enseñes las piernas
  • Tú haces mejor las labores en el hogar, yo no sé
  • No debes trabajar en ese lugar, es para hombres

De igual manera, existe un sub tipo de este tipo de conducta considerada como “micromachismo”. De acuerdo con el psicoterapeuta español Luis Bonino Méndez son las sutiles e imperceptibles maniobras y estrategias de ejercicio del poder de dominio masculino hacia la mujer, trucos y manipulaciones con las cuales ejercen una “violencia blanda”.

Todas estas actitudes llegan a ocasionar en las relaciones sentimentales, principalmente, la violencia contra la mujer. No te quedes callada si en tu vida cotidiana existe este tipo de comportamientos, habla con tu pareja, si persiste, denuncia, no decidas alzar la voz hasta que sea demasiado tarde.

Cuéntanos Más - Es confidencial

Nunca se entra, por la violencia, dentro de un corazón